Sin categoría

Papás Dodot. Sello de calidad

Que somos una generación nueva y todavía por ver si mejorada es algo evidente, los nuevos padres leemos más, estudiamos más, buscamos más información en internet y desgraciadamente hablamos menos con otros padres o lo que es peor, nos fiamos menos de otros padres, preferimos preguntar al pediatra o buscar en internet o en revistas especializadas, cada vez menos compartimos experiencias con otros padres, por lo menos en mi caso ha sido así. Con las mamás del parque compartimos experiencias pero no consejos, imagino que se a veces se nos va de las manos la soberbia que nos da la maternidad.

En generaciones anteriores, la de mis padres por ejemplo, era la madre quien llevaba todo el peso de la crianza de los hijos mientras que los padres se ocupaban de la manutención y en ser los más guays y hacer que apenas nos diéramos cuenta de que pasaban todo el día trabajando porque con esos ratos de felicidad nos ganaban para siempre y se convertían en poco menos que héroes. Cuando yo era niña mi padre trabajaba tanto tanto que dudo que alguna vez me cambiara el pañal o me bañara siendo un bebé, siendo un poco más mayor sí porque nos bañaba a mi hermano y a mi juntos y era lo más divertido de la vida, desgraciadamente no ocurrió muy a menudo porque como he dicho antes, mi padre trabajaba tanto tanto que con suerte le veíamos solo el fin de semana y no siempre, quizás por eso recuerdo que los momentos con él eran mágicos, todo eran juego y diversión, íbamos de excursión y hacíamos mil planes, que probablemente no fueran tan increíbles como lo recuerda mi cabeza, fueron tiempos difíciles para mi familia, pero mi padre, mi héroe se encargó de darnos una infancia perfecta.

Ahora los padres son de otra manera, ahora sienten la necesidad de implicarse directamente en la crianza, quizás no al cincuenta por ciento, pero sí mucho más que antes. Según un estudio sobre paternidad realizada por Dodot viene a decir que un 85% cambian a sus hijos habitualmente y un 65% de ellos a diario y además hablan tranquilamente con ellos mientras les cambian, en casa Eme va más allá y no se que le contara pero Ernesto se muere de la risa, tanto que me da hasta envidia de que conmigo nunca se ríe así; un 84% cuidan a sus hijos a diario, un 74% se informa en foros o blogs acerca del cuidado de su hijo, el 60% ha modificado sus horarios laborales y un 58% consultan Internet cuando tienen dudas sobre el cuidado del bebé. Me parecen datos realmente buenos aunque muchos dirán que esto está muy lejos de la paridad, que debería haber más igualdad y que al final siempre somos las madres quienes cargamos con el peso de la crianza, pero seamos realistas, vivimos en un estado en que las situaciones familiares de la gran mayoría de las familias no está para tirar cohetes, estamos muy lejos del pleno empleo y muchísimos más lejos de la conciliación familiar, pero esa es otra historia de la que ya hablaremos.

wp-1489308597191.jpg

Hace unos días fuimos seleccionados por Dodot y Madresfera para probar los nuevos pañales y luego contar que nos habían parecido, era la primera vez que nos seleccionan para algo así que nos llevamos una verdadera sorpresa. La muestra consiste en un paquete de pañales, un paquete de toallitas y una mochila super chula que ya nos acompaña a todas partes y sin la que no sabemos estar. Las toallitas las llevamos usando desde hace tiempo, pero los pañales hacía mucho que no los usábamos, prácticamente desde que nació cuando empezamos a probar todas las marcas para ver cual nos iba mejor y Dodot no nos fue nada bien, probamos los sensitive y fue un verdadero desastre, sin embargo conozco a otras familias a los que les encantan, cosas de bebés!

Lo novedoso y fabuloso de estos nuevos pañales de Dodot y sin duda lo que más nos ha gustado es que tiene tres tubos ultra-absorbentes que reparten el pipí por todo el pañal y evitan ese paquete enorme que se forma que hace que se salga por debajo del body sobre todo las noches en las que por motivos que nunca sabré Ernesto decide pasarse toda la noche mamando y este pañal te garantiza que el bebé estará 12 horas seco y lo cumplen oye!, cero fugas nocturnas. También nos gusta que se ajusta perfectamente al cuerpo del bebé, el material es fino y suave y no deja marcas ni rojeces, desde luego la experiencia ha sido muy buena y recomendable.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s