Sin categoría

Yo creo que ahora si soy más feliz

Uno de los propósitos que me hice para este año es ser más cercana y escribir como si hablara con un amigo y no como si estuviera hablando con una máquina, a partir de hoy quiero escribir una vez a la semana una pequeña reflexión sobre lo que pasa en el mundo siempre bajo mi punto de vista y desde mi más humilde opinión. Mi idea original era escribir todos los lunes por la mañana con lo más destacado de la semana anterior, pero ahora mismo es miércoles por la noche y seguramente no lo publique hasta mañana, empiezo muy bien si.

Una de las noticias que más me ha llamado la atención y que más comentarios han generado en el universo maternil es la entrevista que Samanta Villar a concedido a ABC a propósito de libro Madre hay más de una. Nunca me ha gustado criticar a otras madres ya que mi forma de criar es a mi hijo es más que criticable y yo si que he recibido más de una cosa que como es de imaginar no me ha gustado nada, el caso es que pese a ver cosas con las que no estoy de acuerdo nunca se me ha ocurrido opinar, bastante difícil es todo ya como para que venga alguna listilla a fastidiarnos. Con respecto a Samanta quiero pensar que todo esto es fruto del marketing para vender un montón de libros y ganar un montón de dinero porque es imposible que una mamá hable así.

Seguro que me estoy metiendo en un jardín y que durante las últimas semanas hemos leído cientos de comentarios, reflexiones y enfados contra la pobre Samantha aunque también he leído quien la defiende pero hay cosas que son indefendibles, por ejemplo cuando dice: “son preciosos, una cosa no quita la otra” ¿preciosos?, ¿en serios? preciosos son los cachorros de osos panda, los ojos de mi prima Marta, los atardeceres en Conil, el cielo de Alcalá, un día de nieve y cientos de cosas mas pero mi hijo, el de cada una de nosotras, es el mejor, es increíble, indescriptible, es alucinante, es perfecto, es el más divertido y el más guapo y el más listo.

En cuanto a si soy más feliz ahora no estoy segura, llevo demasiado tiempo triste, casi cuatro años ya y obviamente Ernesto no ha venido a ocupar el lugar de mi madre ni mucho menos, él tiene el suyo propio y aunque a diario se me hace tan difícil intentar explicarle lo maravillosa, divertida, inteligente y genial que era su abuela me paro a pensar y creo que si, ahora soy mas feliz, ahora tengo motivos para reirme a carcajadas con las ocurrencias de mi hijo, gracias a él me vuelvo a subir en un columpio, vuelvo a hacer volteretas en la cama, vuelvo a leer cuentos con un millón de voces distintas y a inventarlos, vuelvo a pintar con las manos, a cantar a gritos El señor Don Gato, a ver reflejados en sus ojos todos mis proyectos y todas mis ilusiones y por supuesto sentir el amor y el miedo mas grandes que he sentido nunca, así que si,  ahora soy más feliz.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s