BLW·CRIANZA

Preguntas BLW. Parte II

Llevamos algo más de dos semanas en las que mi precioso bebé se como todo lo que le damos, todo y además en todas las comidas. Coge su tenedor y va pinchando la comida con delicadeza pero con decisión, con la misma seriedad con la que hace las cosas importantes, ya no tira la comida al suelo ni la escupe ni se la frota por el pelo, nada de eso, ahora come como un chico mayor, además no rechaza nada de comer le da igual lo que comamos, es una autentica pasada, es un ZAS a todos aquellos que no se han fiado de mi que incluso se han atrevido a decirme que era un poco irresponsable o que debería darle purés porque así no comía nada y le estaban faltando nutrientes, pero nosotros con paciencia y sin hacer caso a nadie hemos seguido confiando en nuestro hijo y él solito nos ha dado una lección, a mi la primera.

Aunque hay muchas mamás que están empezando y están llenas de dudas y muertas de miedo que se plantean cientos de preguntas. He vuelto a recopilar unas cuantas para intentar dar respuesta siempre basadas en mi experiencia personal y en lo que ha funcionado con mi hijo.

¿A partir de que edad ofrecemos cena?

Hemos cenado juntos desde el primer día, porque lo importante no es lo que coma, lo que importa es el viaje, lo importante es compartir la experiencia, que el bebé aprenda que la hora de la comida o de la cena es un momento especial para compartir. Las comidas familiares son el lugar perfecto para conservar las tradiciones familiares, para hablar de lo que nos ha pasado en el día, también es un sitio seguro para que los niños compartan sus inquietudes y miedos.

Es por ese motivo por el que hemos sentado a la mesa a Ernesto desde el primer día, cuando todavía no había cumplido los seis meses, habrá días en los que comerá mucho, otros en los que aplastará toda la comida contra la trona y despues se la pondrá de mascarilla para el pelo, otros días se quedará dormido antes de empezar pero poco a poco se irá integrando y aprenderá el concepto de la tradición familiar y creanme 18 meses después se comerá todo lo que le pongan en el plato, con suerte un poco antes.

Mi bebé ha dejado de comer como antes

Esta me la encuentro mucho y también lo he vivido por eso quiero contar cómo lo llevamos en casa. Los pediatras las llaman crisis, casi a cada problema que le planteamos ellos lo llaman crisis, como si de un cuarentón separado y con unas generosas entradas se tratara. Yo no se si son crisis o si son pruebas que nos ponen nuestros hijos para volvernos locas, el caso es que al igual que con todo hay días en los que les encanta hacer algo y al día siguiente lo odia. Los primeros cuatro meses fueron muy divertidos, lo probaba todo, lo olía, lo aplastaba, lo chupaba, era genial pero de repente un día dejó de querer sentarse en la trona y por supuesto de comer, ya no quería probar nada y se pasó mucho tiempo en el que apenas si probaba algo, solo queria teta, era desesperante. Eso provocó muchas tensiones en casa, muchas críticas que me afectaba y me dolían, más de una vez se me pasó por la cabeza abandonar pero luego lo pensaba fríamente y recordaba porqué elegí este estilo de vida y no es ni mucho menos para que mi hijo coma y se ponga como una bola, elegí este método porque es respetuoso, porque es bueno para él, porque así aprende a tener una relación sana con los alimentos y porque adoro ver como disfruta del momento de la comida y participa en la rutina diaria. Afortunadamente esta época tan mala pasó aunque no descarto que vuelva a suceder, que volvamos a tener otra crisis y ahora come fenomenal, bueno no siempre porque muchos días me mira, abre la boca y me pide que le de yo de comer, no me gusta y además me sigue dando miedo pero a él le divierte y se come toda la comida. Paciencia, todo llega.

¿Cómo puedo prepararle a mi peque zanahorias o berenjenas o …?

Los primeros meses es importante cortar toda la comida en bastones de tamaño del doble del puño del bebé, así es mucho más fácil para él manejarlo y la manera de cocinarlo siempre tiene que ser la manera más sencilla posible, a la plancha o al vapor, esto vale para cualquier alimento. Una vez que hemos incorporado gran parte de los alimentos cotidianos y cuando el bebé ya empieza a hacer la pinza es el momento de ofrecerlos tal y como los comemos en casa. Los niños comen por imitación y si ve que en su plato hay lo mismo que en los nuestros tenemos más de la mitad de la batalla ganada. Algo muy importante que no debemos olvidar es que alimentos duros y con forma cilíndrica pueden ser muy peligrosos, así que las zanahorias que son redondeadas es menor cortarlas a la mitad para cambiarles la forma, lo mismo pasa con las salchichas.

Atragantamientos con la lechuga

He leído varios casos de niños que se atragantan con lechuga, se les queda pegada en la garganta o en el paladar y no son capaces de tragarla o de escupirla. Creo que la solución más sencilla es no dársela, no la necesitan, en realidad no le aporta ningún nutriente que no pueda conseguir de otras verduras. Yo hago unas ensaladas gigantes en casa y la compartimos entre los dos, él coge todo lo que le gusta pero nunca le ha llamado la atención la lechuga, de ningún tipo. Y menos sabiendo que ha habido niños que se han atragantado con ella, así que mi consejo es no dar a los niños cosas potencialmente peligrosas y menos si eso no les aporta nada.

¿Cuánta cantidad de comida debemos ofrecer?

Lo bueno del milagroso BLW es que es el propio bebé el que se autorregula, él es quien manda y quien decide como y cuanto. En un plato pequeño de bebé ponemos una cantidad razonable de comida y se la ponemos delante que él haga lo que crea conveniente. Por otro lado si me parece importante que no coman más de 100 gr de proteína animal a la semana. Para mi es muy fácil porque apenas si comemos carne en casa, roja es probable que una vez al mes o incluso menos y pollo o pavo un par de veces por semana. Jamás debemos obligar a comer ni insistir para que coman más o se termine el plato, esto puede llegar a ser contraproducente. Así que otra vez, paciencia, habrá días que coma muchísimo y otros en los que no coma nada, pero como siempre es mejor usar el sentido común y seguir nuestro instinto.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s