ENTRETENIMIENTO

El estado de los obesos

Anoche vi un documental (en realidad lo he terminado de ver hoy) sobre el estado con más obesos de Estados Unidos, Little Rock en Arkansas. Me impactó tanto que no podía dejar pasar la oportunidad de hablar de ello y de invitar a todo el mundo a que lo vea.

El documental empieza con el reportero recorriendo a pie las calles de la ciudad buscando una frutería o un supermercado donde comprar productos frescos, no encontró ni un solo sitio por lo tanto tuvo que coger el coche e irse a un kilómetro y medio para encontrar un sitio donde poder comprar. Entró en un hipermercado donde sí que había de todo pero a unos precios que no todo el mundo se puede permitir, por poner un ejemplo un paquete de 142 gr de espinacas baby por 4$, un kilo de tomates 8 euros o 22 euros un kilo de pescado blando, flipe y mucho.

Después hace un recorrido por la ciudad con una chica que conoce en el supermercado y que le va contando que entre el gimnasio y comprar comida fresca que no sana le cuesta unos 900 euros al mes. Habla con el alcalde que dice que ha iniciado una campaña para luchar contra la obesidad, que incluso él mismo consiguió adelgazar 18 kilos en una año de que ya había recuperado 9, tambien que querían traer un autobús con frutas y verduras para los más necesitados y no se cuantas cosas mas, no me pareció muy convincente, creo que se podrían hacer muchas más cosas, pero claro es difícil luchar con los gigantes. Una de las personas que entrevistó dijo incluso que había un lobby de patatas fritas y por eso todas las comidas están acompañadas de patatas.

También pasó por un colegio en el que a los niños se les ofrecía ensalada, verdura, fruta y pizza, pues dejaban los platos casi enteros excepto de la pizza, desolador. Y más sabiendo que España ya supera a Estados Unidos en obesidad infantil quedándonos en un triunfal segundo puesto mundial. Parece muy alarmista y exagerado, si te fijas tampoco ves tantos niños gordos por la calle, es posible pero hay muchas evidencias que no podemos obviar y también muchas señales que nos ayudan a darnos cuenta del desastre que se avecina.

Ayer fuimos a comprar la primera mochila de Ernesto para el cole en un Carrefour, pero podría ser cualquier supermercado estoy segura. Por todo el pasillo central estaban las típicas ofertas, con carteles gigantes en colores chillones, “compre, compre, más barato imposible”. Habia muchisimas estanterías con productos a 1 euro y saben que, ni una sola era comida sana, ni frutas, ni verduras, ni productos frescos, todo eran embutidos con mucha sal y mucho conservante, yogures para niños con miles de sabores que y más azúcar del que puedan comer en una semana, postres de chocolate, bollerias con chocolate, yogures con chocolate, chocolate con chocolate. Viendo esto es más fácil darnos cuenta de donde reside el problema y mas si ves justo enfrente el kilo de tomates o de pepinos al triple de precio.

Para una familia española con todos sus miembros en paro y con una ayuda de 400 euros comer bien es prácticamente imposible, por otro lado hay familias que trabajan todo el día, muchas más horas de las necesarias e ir a comprar y preparar la cena y la comida del día siguiente, es mucho más rápido comprar cualquier cosa precocinada, calentarlo en el micro y a correr y para los niños al dia siguiente igual, un sandwich de nocilla y un actimel. Y asi un dia tras otro, no nos damos cuenta pero nos hacemos daño.

La solución a todo esto bajo mi punto de vista es tan sencilla pero a la vez tan complicada. En este mismo documental salió un doctor que dijo algo muy bonito y esperanzador y es que los niños ejercen una influencia enorme sobre los padres, por lo tanto es ahí donde hay que trabajar, desde la educación infantil, enseñar a los niños la importancia de la nutrición puede tener elevados beneficios a la larga en la sociedad, con este sencillo paso resolvemos la barrera cultural que es una de las más importantes y por otro lado podemos los ayuntamientos y nosotros mismos podemos implicarnos en proyectos como en el que participo con mi familia desde hace unos meses, en un huerto social, en unos meses hemos entregado más de 500 kg al comedor social. ¿Imaginan la de personas que se podrían beneficiar de este tipo de proyectos si hubiera uno en cada barrio con la ayuda de los gobiernos? Es bonito pensar que con un pequeño gesto podemos llegar a mucha gente y hacer de este mundo un lugar mucho más bonito.

Os dejo el enlace del documental de la sexta por si queréis verlo El estado de los obesos

 

¡Si te ha gustado compartelo con tus amigos y si no siempre pueden coger unas semillas y sembrarlas en cualquier jardín de tu barrio, ahora es tiempo de coles y calabazas!!!!!

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s