BLW

BLW o Alimentación complementaria a demanda

Alimentación complementaria autorregulada, baby led weaning, destete respetado, alimentación a demanda, tiene muchos nombres pero en realidad es lo mismo. Consiste en el paso de la lactancia exclusiva al inicio de la alimentación complementaria. Nosotros empezamos poco antes de cumplir los 6 meses y hasta ahora hemos tenido altos y bajos, muchas alegría y algún que otro enfado, muchas dudas que ha ido resolviendo él solito y nos ha dado siempre una lección. Ahora que llevamos poco más de un año es hora de hacer repaso de lo andado y de dejar por escrito las pautas que hemos seguido hasta aquí, los errores que hemos cometido y como los hemos solucionado. Nuestra experiencia ha sido muy positiva y todo empezó así:

¿Por qué elegimos esta forma de alimentación?

Desde antes de tener a Ernesto ya tenía claro que  no quería vivir escenas de llantos, enfados, avioncitos, engaños, purés volando por la casa, potitos y demás, todo eso me daba mucha pereza. Siempre he rechazado esas imagenes, padres enfadados, niños llorando, todos enfadados, lo que debería ser un momento lúdico y feliz se convierte muchas veces en un infierno, al final los implicados no se entienden y nos encontramos con padres agotados que se tiran de los pelos y se dan por vencidos, prefieren ofrecer a sus hijos cualquier cosa con tal de que coman y caen en errores difíciles de solucionar a la larga, con chantajes o premios que en el peor de los casos llevan a niños obesos o malnutridos. Esto no es siempre así por supuesto, muchos niños se comen sus purés encantados de la vida y hacen una transición buenisima a los sólidos y además comen de todo y es genial.

¿Por dónde empezar?

Lo primero que hice fue buscar toda la información que había disponible en español, afortunadamente hay mucha, mamás que escriben sus experiencias y por supuesto 2 libros que fueron mis compañeros de batalla durante meses, Mi niño no me come de Carlos González y El niño ya come solo de Gill Rapley, me los leí varias veces hasta que aclaré todas las dudas. Otra recurso que utilicé y que me vino fenomenal para librarme de miedos y terminar de convencerme fue ver videos en youtube de bebés comiendo solos, me parecia increible ver como ellos solos comen y solucionan los atragantamientos y siguen comiendo como si nada.

Sabemos que es el momento de empezar cuando nuestro bebé se mantiene sentado solo sin ayuda, además ha perdido el reflejo de extrusión y demuestra interés por la comida, esto último es lo que en realidad nos da el pie, a Ernesto se le iban los ojos tras la comida así que poco antes de cumplir los 6 meses ya estaba preparado y nosotros también. Esto es muy importante, siempre debemos respetar los tiempos del niño, sin forzar y sin obligar, siendo conscientes de sus preferencias y de sus necesidades, no tenemos que tener prisa e intentar normalizar el momento de la comida en familia de la manera más natural posible.

¿Cómo empezar?

Lo más fácil es empezar por la fruta, lo primero que le dimos a Ernesto fue mandarina y progresivamente el resto de frutas y verduras, he de confesar que nosotros no respetamos la manera de introducir los alimentos porque en casa no tenemos historial de alergias y Ernesto nunca ha presentado alergias a nada, pero es importante que vayamos ofreciendo los nuevos alimentos de uno en uno y durante 3 días. Nosotros dimos un alimento nuevo casi a diario pero siempre para desayunar o comer nunca en la cena, ya que en caso de que presente alguna reacción es mejor que sea de día cuando podamos verlo. Con lo único que tuvimos algo más de precaución fue con el huevo primero de le dimos la clara durante un par de días y a la semana siguiente de dimos un trocito de yema durante otro par de días. La manera más segura de hacerla es durante 3 días seguidos.

Nosotros lo hicimos así: una semana antes de cumplir los 6 meses Ernesto estaba sentado en la hamaca (todavia no habiamos comprado la trona) y le dimos un gajo de mandarina, se lo pasó tan bien que supimos que ya estaba preparado para comprar la trona y aquí es donde empieza una de las cosas más divertidas, elegir una trona y de ahí el siguiente punto.

¿Qué trona elijo?

Nosotros compramos esta después de dar un millón de vueltas, se la habíamos regalado a unos amigos y les iba muy bien pero nos pasó lo mismo con el carro, como a personas que conocemos les fue bien pensamos que a nosotros también, sin pensar en que cada familia es un mundo. Los padres  a quienes les regalamos la trona no hacen BLW por lo tanto la tienen como nueva, pero para nosotros es un verdadero horror. La trona es muy cómoda y además se reclina o eso dicen las instrucciones porque Ernesto jamás se ha dormido comiendo a él le gusta la siesta en la cama, como los señoritos. Nos la regalaron pero la elegimos nosotros, estábamos enamorados hasta el día que limpiamos la primera mandarina, ¿se han fijado en cuántos trocitos pequeños se puede dividir un solo gajo? fue horrible pero cuando realmente me di cuenta de que nos habíamos equivocado fue en el primer arroz con tomate o el primer cucus, quise llorar.

trona-polly-2-en-1-moon

 

 

Pero para la casa de la playa y para la casa de mis padres compramos la famosa Antilop de Ikea, a la que amé desde el primer día, que maravilla, la puedes meter debajo de la ducha y listo, no tiene esquinas ni recovecos donde se esconde la mugre, no pesa nada y es bastante cómoda el único inconveniente que tiene es que no se puede plegar y en la mini casa no la podíamos tener.  Yo recomiendo si tienes sitio esta última, es buena, bonita y barata.

trona-antilop-ikea

Una vez que nos hemos leído todos los libros, que hemos visto que nuestro bebé está preparado, que hemos elegido la trona más bonita, hemos visto todos los videos de youtube de bebés comiendo solos y hemos visto un millón de veces los videos de primeros auxilios en casa de atragantamiento,  ya estamos preparados ¿o no?.

Lo difícil de verdad empieza ahora, tenemos que armarnos de paciencia y dejar todo el miedo fuera de casa, con este método los bebés aprenden a tocar, oler, conocer, explorar, chupar, estrujar y masticar mucho antes que a tragar, por lo menos en nuestro caso pasó mucho tiempo hasta que Ernesto se atrevió por primera vez a tragar. Por eso es complementaria y no exclusiva y no nos tenemos que tirar de los pelos si nuestro bebé no come nada o nos da la sensación de que no come nada porque lo que está haciendo es aprender, sus necesidades están cubiertas con la leche da igual si es materna o artificial, así que debemos olvidarnos de la desnutrición o pensar que vamos a hacer daño al bebé.También nos tenemos que olvidar de opinólogos y de críticas que las recibiremos y muchas, gratuitas todas, sin ningún tipo de base científica y que nos hacen daño y nos harán dudar y nos sentiremos malas madres, malisimas porque el pediatra, la enfermera, tu vecina, la prima de tu cuñada y la tía de tu padre te dirán que ellas a sus hijos les dieron papillas y tan contentos, que les estamos malcriando y te pondrán la cabeza loca como dice aquel, pero lo que tenemos que hacer es respirar hondo, mirar la preciosa sonrisa de nuestro bebé llena de tomate y el pelo lleno de lentejas, armarte de valor y mandarlos a todos a la porra, que agusto se queda una.

¿Cuántas comidas debe hacer el bebé?

Tantas como hagamos nosotros, es decir, Ernesto ha comido con nosotros siempre desde el primer día. Está claro que cada familia debe organizarse de la mejor manera posible, yo no trabajo -pero de eso ya hablaremos otro día-  por lo tanto podemos hacer todas las comidas juntos, porque quiero que aprenda el concepto de comida familiar antes que a comer, quiero inculcarle lo importante que es sentarnos a la mesa todos juntos, en mi casa siempre comíamos todos juntos, por lo menos los fines de semana y era ahí donde se trataban los asuntos importantes, un sitio abierto en el que cada uno contaba sus preocupaciones, las grandes noticias o los peores fracasos, echo mucho de menos aquellos días, pero esa es otra historia.

Los humanos aprendemos por imitación por lo tanto creo que si los niños no nos ven comer y no ven como se cojen los cubiertos difícilmente van a aprenderlo, por eso creo que es importante que las comidas sean un lugar de relax en el que debemos dejar al niño la libertad suficiente para aprender y disfrutar. Ernesto ahora tiene 20 meses y ya no para más de 5 minutos en su trona, el resto de la cena la hace un rato en brazos de su padre otro rato en los míos y otro rato en el suelo o persiguiendo a los gatos. Como todo esto también es una etapa y al igual que hemos superado tantas cosas esto también lo superaremos, espero!

Crisis y etapas complicadas

Un pediatra me hubiera hablado de crisis sin dudarlo cada vez que Ernesto se negaba a comer en redondo o a sentarse en su trona. A mi la palabra crisis no me gusta nada, la asocio a cosas terribles como desahucios, miseria, recortes… prefiero llamarlo etapas complicadas. Antes de que naciera Ernesto teníamos un salón que no estaba nada preparado para un niño, así que decidimos cambiarlo y durante unos meses no tuvimos mesa de comedor, comíamos en la mesita del sofá, al principio Ernesto se sentaba en su trona y no protestaba pero poco a poco se le fueron quitando las ganas y cada día le gustaba menos sentarse y quería estar en el sofá con nosotros, así empezó una guerra que todavía no ha terminado y que además ahora coincide con una época en la que prefiere estar dando vueltas mientras come, eso lo se porque hay muchas mamás que hablan de este tema, por lo tanto no estoy preocupada, aunque si un poco triste porque no tengo esas idílicas imágenes de todos cenando juntos. Ya llegarán.

Otra etapa complicada que tuvimos que aún hoy todavía asoma es que escupía todo lo que comía, no se si era una manía, o chupara todos los nutrientes o que es un excéntrico y esa es su manera de comer. Es una de las cosas que peor he llevado, con la que más me ha costado controlarme y con la que desgraciadamente mas de una vez me he llegado a enfadar y como consecuencia he alzado la voz, él me mira como si estuviera loca y sigue a los suyo. Y no es porque no le gustara porque lo hace con sus comidas favoritas como las uvas, los tomates cherry o las aceitunas y tampoco es porque me le hiciera “bola”, porque muchas veces tiraba la comida a medio masticar. De observarle aprendí que algunas veces lo hacía cuando le ofrecía otra cosa que tuviera por ahí, su manera de decirme que si era es, sacaba lo de la boca para meter otra cosa, y alguna otra vez cuando le preguntaba si ya se lo había comido, lo sacaba para demostrarme que todavía no. He decir que esto antes lo hacía porque  no sabía tragar o no se fiaba, pero después aprendió y lo ha seguido haciendo de vez en cuando. Si les pasa esto, paciencia, ya pasará.

¿Debemos hacer comida diferente para el niño?

No, no es necesario hacer una comida diferente para el bebé, al contrario debemos adaptar la nuestra para que la pueda comer el bebé. Por lo tanto no recomiendo pasarnos horas en la cocina mezclando alimentos que nunca hemos probado para hacer un plato super sano para el bebé mientras nosotros nos comemos un filete empanado con patatas fritas, a ti tampoco te gustaría sentarte a la mesa con tu familia y que te pusieran otra comida, a menos que estés enfermo, pues al bebé igual. Se de grupos en Facebook en los que dan recetas para niños que sus padres no se comen. Yo prefiero adaptarlo todo y además es la excusa perfecta para comer mas sano en casa, es mucho más sencillo de lo que parece, solo hay que tener en cuenta unas cuantas pautas:

  • No debemos dar sal antes del año y después con mucha moderación, sus riñones todavía no están preparados y lo que es más importante, debemos acostumbrar a su paladar al sabor real de los alimentos ya que de sobra sabemos lo adictos que son los snacks con alto contenido en sal.
  • Por el mismo motivo no debemos ofrecer azúcar ya que es altamente adictivo y a la larga puede acarrear problemas de salud tan graves como diabetes, enfermedades cardiovasculares, obesidad, etc. Esto no significa que el niño no conozca el sabor dulce ya que podemos ofrecer todo tipo de frutas y utilizar las mismas para endulzar bizcochos o galletas, pero debemos evitar los azúcar refinados y añadidos.
  • Al principio debemos cortar la comida en bastones cuyo tamaño sea el doble de su puño para que pueda gestionar la comida con seguridad, una vez que esto está superado ya podemos ofrecer trozos mas pequeños que quepan en su boca, recordad que el niño aprende a masticar antes que a tragar.
  • La miel tampoco es recomendable hasta por lo menos los 18 meses, por riesgo de botulismo.
  • Una de las pautas más importante y que debemos tener presente es que los alimentos deben ser blandos, que los podamos aplastar con la lengua contra el paladar esto garantiza un punto de seguridad enorme.
  • En relación a lo anterior debemos tener cuidado con los alimentos duros, manzana, zanahoria cruda, pepino, etc. Es mejor ofrecerlo cocido o esperar un poco, no pasa nada si nuestro bebé de 6 meses no come pepino, hay cientos de alimentos sanos que puede comer.

Miedos:

El miedo es algo irracional y la solo idea de hacerle daño a nuestros hijos nos quita el sueño a todos, si además debemos pelear con amigos y familiares porque no están de acuerdo con el método y nos tachan de terroristas, psicópatas y maltratadoras en ciernes la cosa se complica mucho más. Pero respira profundamente muchas veces y confía en tu bebé. He leído experiencias de mamás cuyos bebés se han atragantado y han tenido que intervenir y se han asustado tanto que han abandonado el método. Es normal pero debemos recordar que muchos niños se ahogan con sus propias babas, leche o papillas, por lo tanto abandonar tampoco es la solución. Mi consejo es que te familiarices con los consejos de primeros auxilios, hay cientos de videos y sobre todo que confíes en tu hijo, el 99% de las veces ellos mismos producen una arcada si no están seguros de tragar y lo expulsan, o si no provocan una tos muy exagerada para provocar el mismo efecto, es dificil lo se, es duro lo se y da mucho miedo, tambien lo se pero todo lo da, por lo menos a mi me da miedo todo.

Acompañado a esto están las distracciones, aunque nos despierta mucha curiosidad debemos dejar al niño que se concentre, hablarle o hacerle reír puede tener un efecto bastante desagradable.

Resumiendo:

  • Debemos respetar la decisión del niño, no siempre comerá y otras veces comerá tanto que nos sorprenderá, pero siempre debe ser él quien decida cuánto debe comer.
  • Algunos días es agotador limpiar el lío que se monta, pero recordad que dura tan poco tiempo y es tan divertido que merece la pena.
  • Disfrutar del momento .
  • Aprovechar para cambiar en casa a hábitos más saludables, ganamos todos.

 

Si te gustó esta entrada o te pareció interesante es posible que conozcas a alguien a quien también le puede interesar, ayudanos a llegar a más gente y comparte!!!!!

Anuncios

3 comentarios sobre “BLW o Alimentación complementaria a demanda

  1. Nosotros no lo hemos seguido muy a rajatabla, empezamos con purés, lo cierto es que no se los hacía muy pasados, más bien con bastante grumo. Con 7 meses le compré una especie de chupete con rejilla y empezamos a meterle trozos de fruta, luego le dimos gajos de mandarina sueltos, (nunca he conseguido que le gusten) y hacia los 10 meses empezamos con trocitos, patata cocida, jamón york, queso de burgos, zanahoria cocida… Lo cierto es que he ido siguiendo mi instinto y he tenido mucha suerte. Imagino que depende mucho del niño, Javier come fenomenal desde siempre. Ha tenido sus rachas de no querer ciertos alimentos, pero en general come de todo. Lo mismo el día de mañana que tenga otro hij@ no me sale de tan buen comer y no se me da tan bien. Yo estoy muy contenta de como hemos conseguido la transición de leche a sólidos.
    Con respecto a la trona, nosotros le compramos la Jané evo y estamos muy contentos, se desenfunda entera y lava de maravilla, pero la del Ikea en casa de ambos abuelos, es muy práctica para limpiarla. Ducha y listo xD

    Un beso!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s