RECETAS·Sin categoría

Bizcocho de algarroba

Ya tenía yo ganas de empezar a hacer cositas con la famosa harina de algarroba, había visto miles de recetas y había leído sus propiedades pero nunca había hecho nada. El otro día estábamos en Biolibere y entre la gran variedad de harinas ecológicas tenían de algarroba, así que decidí comprarla y empezar a investigar en casa. Me encanta ponerme el delantal, rockfm y dejar volar mi imaginación y crear cosas ricas.

Este súper alimento es rico en  minerales, calcio, hierro y fósforo, sustituto del chocolate pero con muchísima menos grasa tan solo un 3% además de un 50% de azúcar natural y 10% de proteína. Aportando cosas ricas y sanas, se me ocurrió hacer un híbrido entre mi bizcocho de yogur y los bizcochos que hago para Ernesto sin azúcar.

Estos son los ingredientes que usé (son un montón):

  • 250 gr de harina
  • 1 yogur griego natural (son los que come mi bebé)
  • 1 sobre de levadura royal
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 3 huevos camperos
  • 12 dátiles
  • 2 plátanos maduros
  • 1/2 manzana golden
  • 1/2 media de yogur de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas colmadas de harina de algarroba

Y es así como lo hice:

  1. Lo primero que hice fue poner en remojo los dátiles, al menos 2 horas para que se hidraten bien. Después ponemos en la picadora o robot de cocina, los dátiles hidratados, los plátanos y la media manzana sin piel. Trituramos bien hasta que nos quede un puré de frutas, reservamos.
  2. Ponemos este puré en un bol y añadimos los huevos de 1 en 1 batiendo bien, cuando esté todo integrado, añadimos el yogur y el aceite y batimos todo.
  3. En otra parte mezclamos y tamizamos todos los ingredientes secos, harina, levadura y bicarbonato. Lo vamos añadiendo poco a poco a la mezcla anterior, cuando esté todo bien mezclado agregamos la algarroba y volvemos a mezclar, esto es más fácil, cuando esté todo del mismo color, ya está. A mi la mezcla me quedó muy espesa, supongo que porque el yogur griego es muy denso.
  4. Metemos al horno precalentado a 180 grados centígrados durante unos 37 minutos, metemos un palillo en el centro y si está limpio es que ya está, dejamos enfriar y desmoldamos.

Como el bizcocho era para merendar no lo he decorado pero se me ocurre que podría hacerlo para el cumple Ernesto o para algún evento especial y decorarlo con  frutas o con alguna crema apta para niños.

El único alimento nuevo para Ernesto era la harina de algarroba, todos los demás los tenía introducidos ya. Este punto es importante para prevenir posibles alergias.

Yo lo hice en un molde cuadrado y salió bastante cantidad, al tener fruta fresca es posible que dure menos por lo que corté en rebanadas de unos 2 cm y los congelé.

 

Si te ha gustado esta receta, seguro que conoces a alguien a quien también le guste, ayudanos a llegar a todos, dale a compartir!!!!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s