Sin categoría

18 meses

Hoy se cumplen 18 meses de nuestra primera cita, ¿te acuerdas?, claro que si, ese día no había nadie mas, solo tu y yo, que importaba nada si tu acababas de nacer. Todo el mundo quería verte y abrazarte y besarte y cogerte en brazos, los abuelos, los tíos, pero nadie entendía que solo queríamos estar abrazados, porque todavía estábamos unidos por un cordón invisible, porque todavía éramos un solo ser, respirando y latiendo a la vez.

Me da vértigo pensar en lo rápido que ha pasado todo, en la sensación tan rara que tengo al pensar que ya ha pasado un año y medio y parece que fue ayer, que el tiempo ha corrido mas que yo, que se ha convertido en un enemigo al que temo y al que odio, porque cada día eres más independiente y más autónomo, eres decidido y tenaz y porque llegará un día en que ya no podremos estar tanto tiempo juntos y yo no podré hacer nada para evitarlo.

Y me doy cuenta de lo afortunada que soy cuando paseo de la mano con un chico tan guapo. Tu me has convertido en una mamá, no soy perfecta pero tampoco quiero serlo, es mas divertido asi.

Me encanta ver todo lo que hemos conseguido en este tiempo, cada vez haces cosas más increíbles, cada día trepas más alto y corres más rápido, inventas tus propios juegos y tus propias palabras, me pides que te acompañe, que te coja de la mano y te ayude a conseguirlo, me pongo tan ñoña porque me siento muy orgullosa de ti.

Pero no todo es alegría y paz en casa, últimamente te enfadas conmigo porque no te entiendo y lloras, te tiras al suelo, pataleas y yo me pongo tan triste mi amor, si tu supieras. Pero es una etapa, es tu manera de hacer las cosas, cuando aprendas a hablar y  a argumentar todo será mucho más fácil te lo aseguro. Menos mal que esto solo pasa un par de veces al día, el resto del tiempo estamos tan enamorados, adoro cuando te despiertas y yo no estoy y te sientas en la cama, te frotas los ojos y dices ¿mamá?, con esa voz que me atraviesa el corazón y me explota de amor.

Me paso la vida volviendome loca, inventando juegos, me leo todos los manuales de montessori para fomentar tu creatividad, compro fieltros, botones, telas, hago puzzles, peluches, me rompo la cabeza buscando maneras de entretenerte y de educarte, pero nada, todo es en vano, tu te diviertes mas con un palo, un cubo, removiendo la tierra de las macetas, persiguiendo al gato, escondiéndote debajo de las mantas, recogiendo piedras en el parque, tirando la pelota y todos los juguetes desde el tobogán o reinventando el uso de tus juguetes, en realidad soy una mamá con suerte.

Adoro cuando estamos en el cambiador y te hago cosquillas en los pies y te mueres de la risa y te pregunto dónde tienes la boca y sacas la lengua y cuando no sabes la respuesta te señalas el ombligo. Ahora has aprendido a darme besos de gnomo, me coges la cara con tus dos manitas y me frotas tu nariz con la mía y otra vez te mueres de la risa y otra vez a mi me explota el corazón.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s