Sin categoría

5 Imprescindibles

 

En el post de ayer comenté 5 cosas que para mi han sido totalmente inútiles, que las compré o pedí que me las regalaran en su día porque pensaba que era lo que necesitara, porque es lo que te recomiendan las otras mamás, los imprescindibles que te venden en las revistas de bebés y de crianza, pues para mi hay otros imprescindibles, cosas que me hicieron los primeros meses con mi bebé mucho más fáciles.

  • Fular elástico:  sin duda fue el mejor regalo que me pudo hacer mi padre, durante el embarazo vi mil videos de red canguro, entrenaba como si me fuera a correr una maratón, a diario, hasta que conseguí ponerlo perfectamente, luego cuando nació Ernesto tuve que volver a empezar pero ya había cogido soltura con los nudos, pero me vino muy bien porque sentí más confianza y me atreví a usarlo casi desde el primer día, he de decir que usar un fular elástico es facilisimo. Que recuerdos, me encantaba llevarle tan pegadito a mi, tan calentito, le abrazaba, le cantaba, le daba besitos en la frente, dábamos largos paseos, en los que iba dormido todo el rato. En casa  también lo usaba para hacer las tareas y mantener el orden. Sin duda es algo que volvería a usar sin dudarlo si volviera a tener otro bebé. El mio es un Bobba Wrap y me costó unos 40 euros.
  • Abrigo de bebé oso: creo que lo usamos durante todos y cada uno de los días del invierno, es tan cómodo y tan calentito que creo que fue la mejor opción que elegimos para abrigarle, sin engorros de abrigos, gorros, bufandas, manoplas, etc, todo eso nos lo ahorramos, llegamos a tener 3. Una de las mejores compras en cuanto a la ropa del bebé, nos gustó tanto que en carnaval le disfrazamos de Ewok, con una camiseta mía vieja y una lanza que le hice con un palo que encontramos en el parque y un poco de cartón y papel de aluminio. El abrigo es de H&M y nos costó unos 20 euros, tambien los venden en Zara y Primark.
  • Mochila Ergonómica: a partir de los 6 meses ya que debe usarse una vez que el bebé se siente solo, trae un adaptador para usarlo desde recién nacido pero es un tanto incómodo y según los expertos en porteo no es muy adecuado. Pero a partir de los 6 meses es perfecta si no te llevas bien con los fulares a los que miro desde lejos con mucha envidia porque hay algunos que son realmente preciosos, nosotros decidimos tener la mochila ya que es mucho más cómoda, rápida y sobretodo sencilla de colocar al bebé en una postura correcta. Hay muchas mochilas en el mercado pero no todas son ergonómicas, lo mejor es buscar asesoramiento en tiendas especializadas en porteo. La nuestra ya se nos ha quedado pequeña y tenemos que comprarnos una toddler, porque todavía nos queda mucho tiempo de porteo. Mucha gente me dice que porque no lo llevo en una silla de paseo, que me debe doler mucho la espalda, que el bebé tiene que andar, chorradas, para nosotros el porteo no es solo un medio de transporte, es un modo de ver la vida. La nuestra es de la marca Ergobaby y cuesta unos 130 euros.
  • Asiento para la bañera: una de las cosas que mas miedo me daban era bañar a Ernesto, bueno en realidad me daba miedo todo, pero ese es otro tema. Este asiento nos lo regalaron los tíos que juegan con dos meses de ventaja y ya lo habían comprado y sabían de lo bueno que era. Tiene una superficie rugosa pero suave a la vez para la piel del bebé, lo que hace que podamos disfrutar del baño con seguridad. Este nos lo regalaron asi que no se muy bien cuanto cuesta, pero no creo que sean muy caros ni que cueste encontrarlos.
  • Cojín de lactancia:  al principio no lo quería, me parecía una pijada mas, pensaba que donde iba a estar mejor mi bebé que en mis brazos y así estuve casi un mes hasta que me empezaron a doler las muñecas, cada día un poco más hasta que conseguí por cabezota una tendinitis en cada una, esta dolencia me duró hasta casi los ocho meses, lo pasé fatal, apenas si podía coger a mi bebé. El caso es desde que lo usé por primera vez se convirtió en mi mejor amigo, no solo mis brazos estaban más descansados sino que corregí la postura de Ernesto al mamar, incluso para dormir nos venía bien porque si yo me quedaba dormida dandole el pecho no había posibilidad de que se me cayera de los brazos. Fue tanto el uso que le dimos que cuando lo terminamos de usar estaba totalmente destrozado y machacado, fue un héroe hasta el final y le despedimos con honores. El nuestro es de Jané y cuesta alrededor de 60 euros.

l.cojin-lactancia-jane-jane_1380801909

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s