Sin categoría

5 Tips para tener una lactancia perfecta.

Son las 7 de mañana, todavía no ha amanecido, escucho a Maroon 5 de fondo, Ernesto duerme en la cama después de otra noche complicada, se despierta, me busca, llora, me abraza, se vuelve a dormir y al rato vuelve a empezar, es agotador y es por eso que me está costando más de la cuenta poner en orden las ideas.

El caso es que me gustaría hablar de la lactancia materna exclusiva desde mi experiencia, porque se que es un tema para algunas mamás complicado, no quiero dar consejos, porque odio un poco esa palabra, me suena a resabidilla y parece que si no lo dices señalando con el dedo índice moviéndolo de arriba abajo no surte el mismo efecto y que además después viene el “te lo dije”, no, en realidad no me gustan los consejos, ni darlos ni recibirlos, por eso me gustan mucho mas los tips, “5 Tips para tener una lactancia sin sobresaltos, haga como yo” ¿a que suena mejor?

Hoy mi bebé cumple 16 meses y por lo tanto 16 meses de lactancia materna sin interrupciones, sin caos, sin lágrimas, sin grietas, sin sentimientos de culpa, 16 meses en los que todo a ido bien.

  1. Recopila toda la información que encuentres durante el embarazo: Lee todos los libros que se hayan escrito a favor de la lactancia materna, Un regalo para toda la vida del pediatra Carlos González es una muy buena opción, por supuesto hay mas pero este es muy completo y entretenido. También es bueno ir a las clases de preparación, la mayoría de las matronas están a favor de la lactancia prolongada y dedican mas de un día en las clases de preparación al parto para hablar del tema y otra opción que ayuda casi mas que las dos anteriores es hablar con mamás que lo hayan conseguido, preguntar y sobre todo observar, los animales aprendemos por imitación, esto es super importante. Si no tienes cerca a ninguna mamá lactante, no dudes en ir a alguna reunión de apoyo a la lactancia, suele haber en todos los centros de salud.
  2. Si el parto ha sido normal y todo ha ido bien, lo ideal es que se empiece a hacer el “piel con piel” desde el minuto 1, las probabilidades de éxito son muy elevadas si el bebé tiene este contacto al nacer, nota nuestro calor y sigue escuchando el latido de nuestro corazón. Es muy importante que esto dure al menos 2 horas, por lo tanto todas las pruebas se hagan sin separarse, test de apgar y demás, a Ernesto le pesaron y le midieron horas después. Es alucinante ver como él solo va reptando por encima de ti casi sin ayuda buscando el pezón y como empieza a mamar de manera instintiva. En ese momento suele estar la matona o las enfermeras a tu lado para ayudarte, alentarte y enseñarte.
  3. A demanda es a demanda, eso significa que no hay horarios de tomas, el bebé puede estan mamando durante horas sin parar y no pasa nada, no hay que interrumpirlo, esto es agotador lo se pero yo fui tan feliz que merece la pena. Durante los primeros 6 meses no me separé de mi bebé mas que lo necesario, hasta ese momento seguía durmiendo encima de mi, nunca lo deje en su cuna, el colecho es muy necesario en esta etapa para evitar los paseos nocturnos, por supuesto esto es una opción que cada familia debe elegir.
  4. Cerrarle la puerta a los opinólogos : son muchas las personas que con buena intención o por puro aburrimiento nos van a dar su opinión, que si las tomas son cada 3 horas, que tiene que madurar su sistema digestivo, que le vamos a malcriar, que tiene que llorar para que le maduren los pulmones o el típico yo a mis hijos les di biberón y mira que sanos están o lo peor de todo, tu leche no es buena. Todo eso no nos ayuda, todo eso sobra. Lo mas importante es saber que podemos, que todas las madres estamos capacitadas para criar a nuestros hijos, tenemos que creer en nosotras mismas, escuchar a nuestro corazón y dejarnos guiar por nuestro instinto.
  5. No darle un biberón por si acaso: esto jamás, nunca se te ocurra dar un biberón por si acaso se queda con hambre, si suelta la teta y sigue llorando dale la otra, le leche no se acaba nunca, al contrario cuanto mas mama el bebé mas leche tenemos, si le damos un suplemento con leche de fórmula lo que conseguimos es que el bebé se llene, se empache y no quiera mamar, esto es contraproducente además de peligroso. Así que otra vez debemos confiar en nuestro instinto y sobre todo confiar en nuestro bebé.
  6. Pide ayuda: si todo esto falla, si pasan los días y la lactancia se convierte en un infierno porque el bebé no para de llorar, salen las temidas grietas, las abuelas no paran de decir que hay que empezar con la fórmula, que está perdiendo peso y estas a punto de abandonar, busca ayuda, en los centros de salud hay talleres de lactancia y grupos de ayuda en las redes sociales donde hay mamás con las mismas dudas y los mismos miedos, entre todas debemos echarnos una mano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s