Sin categoría

Otoño

Es tiempo de zapatillas calentitas con caras sonrientes y narices rojas


Es tiempo de inventar juegos

de convertir el salón en un campo de fútbol, en una cueva, 

en un teatro de marionetas, en un zoo, en un circo

en un concierto de rock o en una filarmónica.


Ernesto pone música y se pone a bailar,

se muere de la risa si le persigues, 

juega al cucú tras pero solo asoma la cabeza,

da una patada al suelo y dice “taa”

aplaude cuando le gusta una canción y 

la tatarea cuando se la sabe.


Es tiempo de quedarnos en la cama hasta las tantas

con el edredón hasta la barbilla y 

comiendonos a besos los tres


Es tiempo de calditos, chocolate y castañas asadas

De gorras, bufandas y botas de agua

Es tiempo de chapotear en los charcos y 

de caminar arrastrando los pies

por montañas de hojas secas.


Es tiempo de amar, soñar, reir, volar

cerrar los ojos y vivir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s