RECETAS·Sin categoría

Mis lentejas mágicas

Cuando yo era niña, odiaba las lentejas, a muerte, no podía con ellas, quiero pensar que es porque era tonta perdida y no que mi madre las hacia fatal, recuerdo que era una masa pastosa de un color marrón raro y con un sabor mas raro todavia, siempre me inventaba algo para no comerlas, así pasaron los años, muchos, en realidad me reconcilie con ellas hace poco menos de cuatro años cuando mi maestro el señor Jamie Oliver las hizo en un viaje por Francia creo, a partir de la base que el me dió, yo las he ido tuneando hasta hacerlas prácticamente perfectas, ahora es una de nuestras comidas favoritas y a Ernesto le encantan.

Tiene muchos ingredientes pero es muy fácil de hacer.

INGREDIENTES:

  • 100 gramos de lentejas (a mi me gustan las grandes pero puede servir cualquiera)
  • 1 zanahoria
  • 1 puerro
  • 1 rama de apio
  • 1 cebolla pequeña
  • Medio calabacín
  • 1 pimiento verde
  • Medio pimiento rojo
  • Un puñado de acelgas o cualquier verdura que te sobre en la nevera
  • Romero y tomillo frescos
  • 1 pastilla de caldo de pollo
  • 1 cucharadita de pimentón dulce de la Vera
  • 1 cucharadita de curry Madrás
  • Un par de alitas de pollo (opcional)
  • Aceite de oliva y sal

PREPARACIÓN:

  1. Cortamos todas las verduras en cuadrados muy pequeños y las vamos rehogando por orden de cocción, primero la cebolla, el apio, el puerro, la zanahoria y los pimientos.
  2. Cuando empiecen a estar blandos añadimos el romero, el tomillo, la pastilla de caldo, el pimentón, el curry y seguimos rehogando, no importa que cojan color, al contrario ese toque tostado el viene muy bien.
  3. Por último añadimos las lentejas, yo no las dejo en remojo pero si que las lavo durante un rato con agua fría, las rehogamos durante unos minutos y es el momento de agregar el pollo, la sal y el agua, yo siempre la he añadido fría pero el otro día vi que un programa que es mejor que esté caliente para que las lentejas no se rompan, no se si será verdad porque todavía no lo he probado.
  4. Cuando empieza a hervir me gusta quitar la espuma que se forma arriba, despues pongo una tapa, bajo a fuego medio y dejo cocer durante una hora mas o menos, voy vigilando el agua y dando vueltas de vez en cuando.
  5. Hacia el final de la cocción, cuando faltan unos 15 minutos me gusta echar un puñado de arroz pero esto es también opcional.

Se sirven con un chorrito de AOVE por encima.

Para bebés menores de un año es mejor omitir la pastilla de caldo, la sal y las acelgas, pero con todo lo demás no hay problema.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s